Discografía

Como un pez
De un golpe me desperté,
se lo que es naufragar
por océanos de arena.
Hoy cubiertos de nubes
que apenas dejan
alumbrar los rayos de mi sol
Si pego un salto mortal,
ya me encuentro mejor,
hoy no tengo fronteras.
Lo que tengo es ganas de arrancarte la piel.
Ven conmigo un ratito por favor.
COMO EL SOL AL AMANECER Y LA LUNA AL ATARDECER;
COMO CUANDO ESTAMOS SOLOS TU Y YO.
COMO CUANDO LOS PECES VUELAN HAGA FRÍO O HAGA CALOR;
COMO CUANDO ESTAMOS SOLOS TU Y YO
Me entretengo en tu cintura,
hace tiempo perdí la cordura.
¿Cómo he llegado hasta aquí?
Casi no puedo pensar, no me acuerdo de nada.
Me levanto con fuerza, aunque no me dejan.
Hoy robé un cachito de tu corazón.
De un golpe me desperté,
se lo que es naufragar
por océanos de arena.
Hoy cubiertos de nubes
que apenas dejan
alumbrar los rayos de mi sol
COMO EL SOL AL AMANECER Y LA LUNA AL ATARDECER;
COMO CUANDO ESTAMOS SOLOS TU Y YO.
COMO CUANDO LOS PECES VUELAN HAGA FRÍO O HAGA CALOR;
COMO CUANDO ESTAMOS SOLOS TU Y YO
Me entretengo en tu cintura
hace tiempo volvió la locura.
Vivo
El cuento de la lechera
Ayer soñé
que era un pájaro y podía volar.
A mis amigos se lo quise decir,
aunque ninguno me ha querido escuchar.
Pero te voy a contar
por el hueco que yo pienso salir
porque esta vez no soy el que va a perder,
porque estoy harto y hoy me toca sentir.

Te voy a cantar
porque cala hasta los huesos la verdad.
Me voy a callar,
que es el gris el que me ciega.
Pienso repetir,
no me canso aunque me dejo sin dormir
porque el despertar
es tan gris y eso me ciega.
Tengo la pila tan llena a rebosar

Esta mañana maté
a aquel cuentista que me quiso quemar
todo un castillo que está hecho de papel
lleno de cosas que no puedo contar,
no, no, no, no.
Y sólo voy a empezar
o a terminar que a fin de cuentas da igual;
hacia el ocaso tengo yo que partir.
Hoy me hice fuerte porque he echado raíz
aquí sí, sí.

Me gusta ver el sol
Lleno de gente mis espacios, te veo a tí.
Vacío de sueños mis recuerdos, te veo a tí.
Subo a la luna y voy andando para verte a tí.
Caigo dormido hoy a tu lado, sí, junto a tí.
ME GUSTA VER EL SOL, SÍ, SÍ.
MIRANDOTE A LOS OJOS.
SI QUIERO VER EL SOL, SÍ, SÍ.
CUÉNTAME OTRO CUENTO, MIL Y UNA NOCHES DESPIERTO.
Átame corto entre tus brazos, que se volar.
Quiero caer desde lo alto, que se volar.
Enciendo un sueño algo cargado hoy voy a volar.
Aquí está un preso condenado, volar porque…
ME GUSTA VER EL SOL, SÍ, SÍ.
MIRANDOTE A LOS OJOS.
SI QUIERO VER EL SOL, SÍ, SÍ.
CUÉNTAME OTRO CUENTO, MIL Y UNA NOCHES DESPIERTO.
Libro de ciencia
Qué agobio
Tirado en la cama,
mirando hacia el techo
y sin pensar en nada.
Me pongo de pie,
y miro a través de la ventana,
y veo llover.
La gente corre y pisa en el agua.
ME DIVIERTO VIENDO A LOS COCHES SALPICAR
ME DIVIERTO VIENDO A LA GENTE MOJAR.
He quedado esta noche
y no voy a salir.
Hace un día de perros,
no hay nadie por ahí.
Se ha terminado el tabaco y la cerveza también,
ya no se que me queda para sentirme bien.
ME ENCUENTRO DESTROZADO Y ME VOY A DORMIR.
NO HAY NADA QUE ME PUEDA DIVERTIR.
ME DIVIERTO VIENDO A LOS COCHES SALPICAR
ME DIVIERTO VIENDO A LA GENTE MOJAR
P.D: … Y es que hay días que
son preferibles de noche…
El inacabable
Otra vez que caigo sin puntilla
un poco de sal que está sosa la vida
Otra vez tengo pesadillas
si me mata saber, pues no quiero aprender
que no hay nada mejor que el olor a tu piel
si me pongo nervioso, me puedo perder
entre los hierros de mi almohada
de tanto avanzar me caí de la cama
Me sobran posibilidades
y estoy tan solo que me faltan las ganas
Porque me mata saber y no quiero aprender
porque no hay nada mejor que el olor de tu piel.
NO ME MATA, NO ME MATA
QUEDARME SIN AIRE JUNTO A LA ORILLA
NO ME MATA, NO ME MATA
QUE ME METAS LOS DEDOS JUSTO EN LA HERIDA
NO ME MATA, NO ME MATA
SALTAR AL VACÍO SI NO QUEDA SALIDA.
NO ME MATA, NO ME MATA
NO ME MATA, NO ME MATA
Yo ya no entiendo la partida
he vuelto a perder y me ha dado la risa
Esta vez vuelvo a las caricias
Ya no tengo opción, fallé en la elección
Hoy dejo de hacer lo que he empezado ayer
así no hay manera, no para de llover
Y me desborda tanta calma
Si no muevo el peón, me quedo sin la dama
No tengo casi argumentos,
no puedo parar y no voy a llegar
porque hoy dejo de hacer lo que empezó ayer
porque no hay nada mejor que el olor de tu piel.
NO ME MATA, NO ME MATA
QUEDARME SIN AIRE JUNTO A LA ORILLA
NO ME MATA, NO ME MATA
QUE ME METAS LOS DEDOS JUSTO EN LA HERIDA
NO ME MATA, NO ME MATA
SALTAR AL VACÍO SI NO QUEDA SALIDA
NO ME MATA, NO ME MATA, NO ME MATA.
Hoy resurjo de mis cenizas
y es tarde pero tengo un colchón
Esta es mi tierra
prohibido el paso a personas ajenas a mi corazón
al menos alguien vuela hoy aquí
Y no creo que me equivoque
por si acaso, sal un rato de mí. (Bis)
Uno de los nuestros
P.D: Tiro por tirar, me cuesta
respirar, mañana será igual…
Tengo un lugar sonde seguir,
tengo una cita que cumplir.
El tiempo pasa tán rápido
y me quedo sentado.
El reloj ya lo he doblado.
ME HAGO INMORTAL,
Y VUELVO A SALIR.
MILES DE GOTAS ME DESBORDAN
Y TODAVÍA NO ESTOY LLENO,
PERO CASI, CASI, PERO CASI.
Tiro por tirar
me cuesta respirar,
mañana será igual.
Hoy me doblo en tres,
te miro del revés
y me quejo al pensar,
que tiro por tirar
me cuesta respirar,
mañana será igual
y me vuelvo a levantar.
Tengo que hacerme resurgir,
tengo una mancha en la nariz.
Mi patria a seguir las estrellas
y me quedo callado,
con la aurora me he acostado.
ME HAGO INMORTAL,
Y VUELVO A SALIR.
MILES DE GOTAS ME DESBORDAN
Y TODAVÍA NO ESTOY LLENO,
PERO CASI, CASI, PERO CASI.
Tiro por tirar
me cuesta respirar,
mañana será igual.
Hoy me doblo en tres,
te miro del revés
y me quejo al pensar,
que tiro por tirar
me cuesta respirar,
mañana será igual
y no dejo de soñar,
pero casi, pero casi,
Y me vuelvo a levantar…
Mi revolucion
Muero de miedo de morirme
Es impensable un mundo en el bolsillo,
y yo el mío le tengo vacío,
mi alma en venta y mi tierra en llamas.
REVOLUCIÓN METIDITO EN TU CAMA
Muero de celos por dejarte
salir del mundo a pasear.
No puede ser que lo que dices
vaya ha dejarme sin pensar.
Te cuento que…
es razonable cometer locuras,
el bolso no se encuentra vacío,
mejor herido que dormido.
REVOLUCIÓN METIDITO EN TU CAMA
Muero de ganas por pedirte
salir esta noche a cenar.
No puede ser que lo que dices
vaya a dejarme sin volar.
Te cuento que…
Es razonable cometer locuras
ahora el bolso debe estar tranquilo.
Y no está bien que no quieras nada.
REVOLUCIÓN METIDITO EN TU CAMA
Muero de pena si te marchas
por la mañana a trabajar.
No puede ser que me has dejado
solito sin desayunar.
Es comprensible que me sienta triste
el mundo ya no duerme conmigo.
Esta noche te espero en tu casa…
REVOLUCIÓN METIDITO EN TU CAMA,
REVOLUCIÓN METIDITO EN TU CAMA.
Mi enemigo nº1 soy yo
Queriendo querer,
me dispongo a perder
todo lo que tengo.
Cansado de estar
mirando hacia atrás
yo me como entero.
Sintiendo sentir
que me pongo a reír,
ya no tengo ganas.
Me acabo de cortar
y no encuentro el cristal,
será el de mis ventanas.
ESPERA QUE AHORA SE ME PASA
EN UN RATITO ME ANIMO.
PERDIDO EN UN ENJAMBRE DE AVISPAS
ME QUEDO CONTIGO.
Fingiendo gemir,
solo quiero vivir
pegado a tu cuerpo.
Matando al mortal
yo me puedo quedar
si no sopla el viento.
Pudiendo poder
será casi un placer
volver a tu cama.
Soliendo tener
el mundo a mis pies
no siento resaca.
ESPERA QUE AHORA SE ME PASA
EN UN RATITO ME ANIMO.
PERDIDO EN UN ENJAMBRE DE AVISPAS
ME QUEDO CONTIGO.
AHORA ME SIENTO MEJOR.
AHORA ME SIENTO MEJOR.
AHORA ME SIENTO MEJOR.
Me gusta ver el sol
Lleno de gente mis espacios, te veo a tí.
Vacío de sueños mis recuerdos, te veo a tí.
Subo a la luna y voy andando para verte a tí.
Caigo dormido hoy a tu lado, sí, junto a tí.
ME GUSTA VER EL SOL, SÍ, SÍ.
MIRANDOTE A LOS OJOS.
SI QUIERO VER EL SOL, SÍ, SÍ.
CUÉNTAME OTRO CUENTO, MIL Y UNA NOCHES DESPIERTO.
Átame corto entre tus brazos, que se volar.
Quiero caer desde lo alto, que se volar.
Enciendo un sueño algo cargado hoy voy a volar.
Aquí está un preso condenado, volar porque…
ME GUSTA VER EL SOL, SÍ, SÍ.
MIRANDOTE A LOS OJOS.
SI QUIERO VER EL SOL, SÍ, SÍ.
CUÉNTAME OTRO CUENTO, MIL Y UNA NOCHES DESPIERTO.
Que agobio
Tirado en la cama,
mirando hacia el techo
y sin pensar en nada.
Me pongo de pie,
y miro a través de la ventana,
y veo llover.
La gente corre y pisa en el agua.
ME DIVIERTO VIENDO A LOS COCHES SALPICAR
ME DIVIERTO VIENDO A LA GENTE MOJAR.
He quedado esta noche
y no voy a salir.
Hace un día de perros,
no hay nadie por ahí.
Se ha terminado el tabaco y la cerveza también,
ya no se que me queda para sentirme bien.
ME ENCUENTRO DESTROZADO Y ME VOY A DORMIR.
NO HAY NADA QUE ME PUEDA DIVERTIR.
ME DIVIERTO VIENDO A LOS COCHES SALPICAR
ME DIVIERTO VIENDO A LA GENTE MOJAR
P.D: … Y es que hay días que
son preferibles de noche…
Pinté de azul
Me juego a cara o cruz si me levanto
gano, sale cruz.
Sólo los Elfos hasta tarde aguantan,
pierdo, ganas tú.
Si vengo tienes que saber
que tengo prisa. Ponme de beber.
Cuéntame el cuento del muchacho aquel
que ayer quería ser
pirata, moro y dueño de un harén,
y le daba igual
cenarse el viento él solo sin pensar,
comerse el mundo para desayunar.
PINTÉ DE AZUL
EL NEGRO CIELO QUE NOS HAS DEJADO.
HOY TE HAS PASADO
YA NO HAY COLOR.
Cuéntame el truco de aquel mago
que también podía hacer
aparecer sus sueños del revés
y le daba igual.
Un día hacia trampas a su corazón,
y al día siguiente sólo a su razón.
Cuéntame el sueño del señor aquel,
que ayer no pudo ser;
vivir del cuento y siempre por placer
y le daba igual.
Un día era el de una gran mansión,
y al día siguiente sólo un perdedor.
PINTÉ DE AZUL
EL NEGRO CIELO QUE NOS HAS DEJADO.
HOY TE HAS PASADO
YA NO HAY COLOR.
Cuatro vientos
P.D: Porque no estamos muertos, no
aunque se lo hayan contado
a los cuatro vientos.
Que estamos vivos, si,
y queremos reír, soñar, saltar, gritar…
Por si las moscas
me agarro a esos cuatro vientos.
Porque se que eso es lo único que tengo.
Voy a esconderme que viene el vendaval,
tus ojos me han mirado mal.
Hoy llegas tarde y no tengo tiempo,
en el bolso guardé cuatro vientos
que soplan, como soplan.
Hoy me encuentro hacinado en un vertedero
lleno todo está de sentimientos.
Hoy quiero soñar despierto.
Y estoy raro.
No hay nadie aquí ha mi lado.
Y no quiero tener cuatro vientos,
no quiero tener sentimientos.
NO, NO, NO, NO.
Hoy viajé en un velero,
cruzé el mar entero
sin velas y sin capitán.
Hoy comienza el entierro,
con mi sombra me encierro
y no quiero que nada me de igual.
Yo sólo quiero, quiero volar.
Sin alas, alto,
puedo volar.
Controlo hasta donde puedo.
No me suele importar nunca si llego.
Silencio, hay un descontrol.
Cuídame princesa el corazón,
que en tu castillo yo me entregaré,
que en mi castillo, yo te esperaré.
NO, NO, NO, NO.
Hoy no voy a venir, no quiero marchar;
y no quiero dejarte de mirar.
Hoy voy a reír y voy a saltar,
dejarlo todo, empezar a caminar.
Y caminar contigo para empezar,
y luchar conmigo para acabar.
NO, NO, NO, NO.
Como un pez
De un golpe me desperté,
se lo que es naufragar
por océanos de arena.
Hoy cubiertos de nubes
que apenas dejan
alumbrar los rayos de mi sol
Si pego un salto mortal,
ya me encuentro mejor,
hoy no tengo fronteras.
Lo que tengo es ganas de arrancarte la piel.
Ven conmigo un ratito por favor.
COMO EL SOL AL AMANECER Y LA LUNA AL ATARDECER;
COMO CUANDO ESTAMOS SOLOS TU Y YO.
COMO CUANDO LOS PECES VUELAN HAGA FRÍO O HAGA CALOR;
COMO CUANDO ESTAMOS SOLOS TU Y YO
Me entretengo en tu cintura,
hace tiempo perdí la cordura.
¿Cómo he llegado hasta aquí?
Casi no puedo pensar, no me acuerdo de nada.
Me levanto con fuerza, aunque no me dejan.
Hoy robé un cachito de tu corazón.
De un golpe me desperté,
se lo que es naufragar
por océanos de arena.
Hoy cubiertos de nubes
que apenas dejan
alumbrar los rayos de mi sol
COMO EL SOL AL AMANECER Y LA LUNA AL ATARDECER;
COMO CUANDO ESTAMOS SOLOS TU Y YO.
COMO CUANDO LOS PECES VUELAN HAGA FRÍO O HAGA CALOR;
COMO CUANDO ESTAMOS SOLOS TU Y YO
Me entretengo en tu cintura
hace tiempo volvió la locura.
Luces de colores
Por fín estamos en alerta
no paran de golpear esta puerta
me han hecho un transplante de corazón
al fin ví orden en esta escombrera.
Alguna princesa estará despierta,
me entretengo y ya no tengo razón.
En la pared me he dejado colgado
en este parque me he parado.
Me arranco un trozo de algún lado
apenas empiezo y ya se ha terminado.
VAMOS A APROVECHAR LO POCO QUE NOS QUEDA.
HE VISTO LUCES DE COLORES,
ESCUPO FLORES A LA TIERRA.
VAMOS A APROVECHAR LO POCO QUE NOS QUEDA…
ENTRE TANTO, ESTATE QUIETA.
Llega el fin, hay que tocar madera
me ha dicho un pez, que se está bien fuera.
Disparando doy comienzo a la función,
no tengo perfil perdí la paciencia
sin comenzar ya he perdido la cuenta,
me preparo porque tengo valor.
En el balcón me han pillado asomado,
por este puente ya me he tirado,
me pinto de negro y ya lo veo todo claro.
Apenas comienzo y ya se ha terminado.
VAMOS A APROVECHAR LO POCO QUE NOS QUEDA.
HE VISTO LUCES DE COLORES,
ESCUPO FLORES A LA TIERRA.
VAMOS A APROVECHAR LO POCO QUE NOS QUEDA…
ENTRE TANTO, ESTATE QUIETA.
Pan y Circo
Cierro la boca, no entran moscas.
Que si se para el tiempo, avísame.
Que todo sigue viento en popa:
tan solo pan y circo.
Nado y guardo bien la ropa.
Arena en los bolsillos.
No consigo ver las olas.
Que bien cantan los grillos.

Ya no queda monte, solo bandoleros.
Yo soy el primero.
Entre tanto yo lo empiezo como ayer.
Hago lo que puedo, menos esperarte.
Me pongo un sombrero.
Entre tanto yo lo empiezo como ayer.

Y con tiempo en qué pensar
pienso en algo que vender.

Me escondo como el polvo a solas.
Entiendo si me explicas al revés
que todo sigue aunque me estorbas.
Tan solo pan y circo.
Caramelos como a solas.
Doy tumbos por pasillos.
Mira, parece sencillo.
Me quedo con los grillos.

Ya no queda monte, solo bandoleros…

Mi habitación
Hay rincones
donde sólo escondo flores secas
y montañas de alquitrán.
Además, tengo esquinas
donde apoyo mis tristes mentiras.
El tiempo lo olvidará.

Hay murallas
donde antes sólo había estrellas
y docenas de miradas.
Tengo penas;
se me pasan si veo a mi morena.
Hablo más de lo normal.

Me mira ese cuadro en la pared.
Me mira, me señala desde ayer.
Me siento en el suelo,
me apunta con el dedo.
Me mira el señor de la pared.

Ando a ciegas
donde sólo hay luz y luna llena.
Cambio personalidad.
Además, tengo prisa;
llego tarde siempre a la cita.
Pienso que no vas a estar.

Hay personas
a millones pero faltan soles
y colores que pintar.
No me excita
y me pongo triste no miras.
Gasto tanto que no hay más.

Me mira…

Triste Figura
Parecen molinos de viento,
son sólo monstruos que quieren salir.
Invento que no estoy molesto.
Apenas me siento, me quieres hundir.
Voy a ver si lo dejo limpio.
Me ha dicho Julieta que viene a cenar.
Sólo me hace falta un grito
para despertar

Quiero saber donde estallar.
Tengo maletas con mil letras,
sin querer pierdo la cuenta.
Puedes venir, ponte un disfraz.
Gasto pereza si me dejan.
Por placer duermo en cunetas.

Hay cartas que llegan manchadas.
Relojes de arena te voy a enseñar
y playas con piedras marcadas.
He roto la foto que te quiero dar
Perdona si traigo fracaso.
Acabo de estar y no puede comprar.
Lo tengo todo planeado
para despertar.

Quiero saber donde estallar…

Como agua de mayo
Mira la veleta encima del tejado.
No para quieta. Creo que esta vez
hasta las nubes están de mi lado.
Me voy a esconder.

Es fácil morderse las uñas
mirando hacia el techo.
Es fácil perderse en tu cama,
no me da la gana dormir en el suelo.
Y la ventanas
están cerradas no las puedo abrir,
que no las puedo abrir.
Pintan espadas.
Sobran colores, es la luz de abril.

Que fácil mirarse a un espejo,
peinar la montañas.
Es fácil quedarse en tu lecho.
Pierdo lo que tengo, menos las palabras.
No quiero, no quiero, no puedo.

Primavera
con docenas de amapolas no me llega.
La perrera llena está.
Hoy escupo, como agua de mayo
un pozo no me llega.
Lo primero es empezar
a limpiar con sal.
Planto en macetas lo que tú me das.

Y las mañanas
son tan heladas cuando estoy sin ti
que no me quiero ir.
Parece rara.
Faltan sabores. Voy a construir
un nido de cuervos
con ojos de gente cansada.
Y ríos con puentes sin sombra.
Pierdo lo que tengo, hay cosas de sobra.
No quiero, no quiero, no puedo.

Primavera…

Distinto
Hoy me he despertado
en un lugar distinto al que me acosté.
Hoy todo ha cambiado
y lo que ahora tengo: el recuerdo de ayer.
Se me habrá olvidado
o tal vez sea un mal sueño de los que hacen pensar.
¿Cuántas vueltas he dado?
Yo ya ni recuerdo lo que pude hacer mal.
Otra vez pregúntame:
si tengo ganas de seguir luchando.
Por una ranura escupo
lo que estoy tragando.

Recuerdo los buenos tiempos
en que tu mirada estaba cerca de mi.
Añoro las grandes noches
que cantábamos hasta el amanecer.
Nos sobraban carcajadas
que soltábamos sentados juntos tú y yo.
Ahora me encuentro cansado.
No hay motivos firmes por los que luchar.
Otra vez pregúntame:
si ha vuelto el día, si hay otra razón.
Un millón quinientos golpes.
Al carajo, se acabó.

Me estás pidiendo que te quiera,
pero no pienso en nada más
que en abandonar de una vez por todas,
volver a la triste realidad.
Tal vez, un día fue distinto,
pero, no hay duda, se acabó.
Mientras espero aquí sentado,
tráeme un whisky, por favor.

Me estás pidiendo que te quiera…

Me agarro a un clavo ardiendo
Tan solo debajo de un paraguas,
vestido de negro esperando otra luz,
cansado de gente que me engaña.

Prefiero mirar a las arañas,
subo por un muro confío en la luz
que entra a través de tu ventana.
Ya no me queman ni las brasas
con todo este lodo respiro mejor,
hay cosas que el viento nunca apaga.

Hoy no me fían las estrellas.
Tengo mil deudas pasajeras
que tiro esperando a que vuelvas

Caigo dormido en un rincón,
encuentro el Norte en tu calor,
por fin tengo miedo.
Y me entretengo porque
pierdo la cuenta entre tus piernas
y debo seguir así.

Tan solo debajo de un paraguas
voy dando pasitos para llegar al fin,
la lluvia no encogerá mis ganas.
Ya no me dejan nunca a solas,
aún es temprano no me pienso morir
al menos las próximas dos horas.

Por fin me fían las estrellas.
Tengo mil dudas entre rejas
que miro esperando a que vuelvas.

Tan solo debajo de un paraguas,…

Mi vida en rosa
De pequeñito yo soñé
en el amor como algo que…
Y todo era mentira.
Lo que me enseñaron mis papás
cuentos de hadas poco más
no era lo que quería.
Me demostraste la verdad.
Lo que me das me gusta más.

Pienso todo el día en acariciar
tu dulce cuerpo hasta llegar
al reino que ya conocemos.
Despertaste en mí todo el calor
de aquello que se llama amor.
Quiero comer toda tu vida.
Contigo todo es muy casual,
aventurero sin igual.

Adiós a la satisfacción.
Mi vida en rosa ya cambió,
me gusta cualquier color.
Lo que me enseñaron mis papás
cuentos de hadas poco más
no era lo que quería.
Me demostraste la verdad.
Lo que me das me gusta más.

Entre lazos
Ocupado de estar preocupado me lanzo al vacío.
Si repito me encuentro marcado por la soledad.
Ya era hora, no quedan problema, me vuelvo a mi mundo.
Pierdo tiempo vendiéndote humo porque
llevo atado a la espalda ese nudo que no puedes ver.

Ahora solo
me cuido y me río de todas las veces
que me quisiste echar.
No me quedan nudillos de tanto golpear
a las puertas de esta prisión.
Y naufrago en castillos de hadas malvadas.
Pierdo sangre al amanecer.
No me quedan nudillos de tanto golpear,
te regalo mi corazón, mi corazón.

En el campo ya no hay más que claros, es fácil mirarte
entre lazos tengo tus regalos, me vas a dejar.
Yo no quiero más paz que tu cuerpo, allí estoy tranquilo
y me dejo llevar donde quieras volar.
Tengo atado a la espalda ese nudo
que me va a matar.

Ahora solo,
he perdido un silbido y recuerdo las veces
que me quisiste amar.
Hoy me dejan caminos, podré despegar
de las tierras de la razón.
He quedado vendido por falta de escamas.
Bebo sangre al anochecer.
Hoy me dejan caminos, podré despegar.
Te regalo mi corazón, mi corazón…

Ahora solo
me cuido y me río de todas las veces…

Valiente
Hay algo que ofrecer
tampoco hay nada que ganar.
Creo que puede ser.
No lo voy a pensar.
Hay una gota de tinta en el suelo.
Hay una estrella perdida en el cielo.

He vuelto a enloquecer,
apenas puedo respirar.
Te voy a convencer,
no lo voy a pensar.
Un santo extraño, un color verdadero.
Hay flores muertas de invernadero.

Prendo una hoguera en mi cabeza.
Un gato araña mis entrañas.
Me sobra paciencia, me queda valor.
Tengo de todo menos consciencia.
Ocurren cosas extrañas.
Me queda paciencia, me sobra el valor.

Empiezo a comprender,
las ganas hacen lo demás.
Me pongo frente a un tren.
No me pienso apartar.
Hay un principio, un final, tú primero.
Un perro flaco con pulgas, sin dueño.

Un ciego lo vio ayer,
a todos se lo fue a contar.
No hay nadie en este andén
y eso qué importa cuando
hay una noche tan negra, hay un sueño.
Estoy despierto, es otoño en invierno.

Prendo…

De espina en espina
De espina en espina estás.
Se hace tarde en la calle y tu eres la flor.
He hecho techo en el pecho a ras
de esos besos que pintas con tu color.
Tengo una cuna en la luna.
Me quedo con las ranas
en el charco más grande de la ciudad.
Corre el viento y podré escapar
dando saltos tan largos hasta llegar
a esa cuna en la luna
a mi cuna en la luna.
Me he hecho una cuna en la luna, sí
una cuna en la luna.

Me he quedado aquí sentado
esperando a que me abras la puerta.
Me he parado en el rellano,
tirado en tu escalera.
Me he quedado aquí sentado
esperando a que me abras la puerta.
Me he parado en el rellano,
perdido en el mismo planeta,
perdido en el mismo planeta.

Ya no atiendo a razones,
las vendí en un mercado. Pierdo el control.
Resucito en un templo
que está lleno de nubes, suben sin dolor
a esa cuna en la luna,
a mi cuna en la luna.
Me he comprado un museo
para ponerte en el centro de una pared.
Que difícil es entender
todo el tiempo perdido para volver
a esa cuna en la luna,
a mi cuna en la luna.
Me he hecho una cuna en la luna, sí
una cuna en la luna.

El cuento de la lechera
Ayer soñé
que era un pájaro y podía volar.
A mis amigos se lo quise decir,
aunque ninguno me ha querido escuchar.
Pero te voy a contar
por el hueco que yo pienso salir
porque esta vez no soy el que va a perder,
porque estoy harto y hoy me toca sentir.

Te voy a cantar
porque cala hasta los huesos la verdad.
Me voy a callar,
que es el gris el que me ciega.
Pienso repetir,
no me canso aunque me dejo sin dormir
porque el despertar
es tan gris y eso me ciega.
Tengo la pila tan llena a rebosar

Esta mañana maté
a aquel cuentista que me quiso quemar
todo un castillo que está hecho de papel
lleno de cosas que no puedo contar,
no, no, no, no.
Y sólo voy a empezar
o a terminar que a fin de cuentas da igual;
hacia el ocaso tengo yo que partir.
Hoy me hice fuerte porque he echado raíz
aquí sí, sí.

Beber con las manos
Suenan mentiras mientras traga saliva
Y su alma se afla.
Una vez tuvo alas y ya no están.
Eran tan tiernas
Que no dejaban huellas junto a mis estrellas.
Las cambió un día sólo por probar…
…a que saben los inviernos,
Beber con las manos y echarte de menos.
A subirse en los trapecios con miedo.
Que se siente si te beso,
Morderse los labios, dormirse sin sueño.
A perderse en los rincones del cielo.
Cuenta los días mientras piensa que arriba
No queda salida.
La vi andando sobre aguas que ya no están.
Eran tan bellas sus dos piernas de cera
Que nunca se queman.
Las cambió un día sólo por probar…
…a que saben los inviernos…
Sed junto al mar
Dicen que alumbras las sombras
Que arrancas las plumas con sólo soplar.
Dicen que te has vuelto loca
Que no era la hora, que hay que madrugar.
Pero sólo te has puesto de moda,
Veo que estás tan hermosa.
Voy con los ojos cerrados
Por campos sembrados
Con sed junto al mar.
Se acabó el baile ya
Y yo sin reina.
El perro que ladre que tú estás despierta.
Se perdió antes de llegar
Junto a mi puerta
Yo la dejé abierta por si ella despierta.
Dicen que tú eres la calma
Que andas descalza en suelos de cristal.
Dicen que eres la señora
Que siempre te adornas,
que hay que trasnochar.
Pero sólo te has puesto a la cola,
Veo que estás tan hermosa.
Voy cosido a tu costado
Por campos sembrados
Con sed junto al mar.
Se acabó el baile ya
Y yo sin reina
El perro que ladre que
tú estas despierta
Me perdí antes de llegar
Junto a su puerta
Pero nunca es tarde
si ella está despierta
Se acabó el baile ya…
Carnaval
Son de cristal, transparentes como un espejo
Y lo demás lo llevo dentro
Me he perdido en un funeral
De un barbero que no tiene pelo
Porque tiene un barco pequeño
Que surca los mares de los arrabales
De esta ciudad.
Que suelta las velas, que no cuenta estrellas
Que abre portales, que saca la lengua
Que lleva antifaz.
Soy de los que miran al cielo en vez de al dedo
Soy un bandido, también soy un perro, soy terciopelo.
Y me ato al suelo, me dejo en un tiesto, estoy aturdido.
Con todo este ruido me siento pequeño,
Me duelen los huesos, me he puesto el sombrero,
Me voy a marchar.
Tengo que apurar el disfraz de carnaval
Esperar que pase el tiempo
Que voy a sembrar de amapolas la ciudad
Y comprar nubes al cielo.
Soy de esperar a que pase todo el invierno
La procesión la llevo dentro.
Me he perdido en un vendaval
Con un marinero que no tiene miedo
Porque tiene un barco pequeño
Que surca los mares de los arrabales
De esta ciudad.
Que suelta las velas, que no cuenta estrellas
Que abre portales, que saca la lengua
Que lleva antifaz.
Tengo que apurar el disfraz de carnaval…
Con pan, agua y un cuento
Cosas bonitas
Aún lleva un rato y no la he perdonado,
No quiere dejarme tocar con las manos, pongo
Mis ojos dentro de un sucio bolsillo vacío.
Riega mi oído y dime cosita
Regálame el cielo, lame mis heridas, sólo
Robo en palacios muñecos de trapo cautivos.
Las dulces cosas bonitas están en la cama.
Voy a castigarte un par de semanas.
Tu lengua me quema y mantiene despierto el dolor.
Y creo que tengo un pedazo de piel
que lo voy a esconder y morirme de gusto
mirando todo del revés.
Y creo que siento trozos de alfler
clavados en mi piel
Y me muero de gusto mirando todo del revés.
La noche está con los ojos abiertos.
Mi reina se peina mirando a un espejo.
Caliento a besos y seco esos labios perdidos.
Hazme jirones, destroza mi alma
Cuéntame sermones, préstame tu espalda.
Mancha de estrellas mis sueños cuando estoy dormido.
Las dulces cosas bonitas están en la cama.
Voy a castigarte un fn de semana.
Tu lengua me quema y mantiene despierto el dolor.
Y creo que tengo un pedazo de piel…
Bajo su luna preferida
Entro en un túnel sin salida
Dando mi suerte por perdida
Tengo lo que ella necesita
Mirándolo del revés…
Vivir
Necesito vivir sin parar
y es que aquí tampoco se está tan mal
sin dejar de insistir sin molestar
y es que soy un tipo muy normal
Unos me lloran, otros me gritan
aquellos me acusan, pasad de mi
esta es mi vida, yo la he elegido
siempre he querido vivir así
El cielo no está aquí y al vivir
nunca tan lejos, como ves
el cielo no está aquí y al vivir
nunca tan lejos, como ves
el cielo no esta aquí
Yo no entiendo al que llora por la tarde
cuando el sol se oculta en su soledad
y es que la luna sonríe a las personas
noctámbulas, amantes de tan poca luz
Yo no comprendo los que no viven,
siempre necesitan más
y es que bastante tienen con ellos
como para aguantarlos más
El cielo no esta aquí…
Tengo un as
Nunca ve el sol
Los domingos se viste de rosa
Sobretodo si no tiene ropa
Es de oro todo lo que toca, toca, toca
Enciende un farol
Queda tiempo y la gusta mirarse
Llegar tarde no suele importarme
Se entretiene sólo si está sola, sola, sola
Y me pide perdón, perdón
Porque hay días que viene sin nada
Guarda en hoyos todo lo que caza
Y me mata si la viene en gana
Y miro al reloj
Las agujas se me clavan en la sien
Y yo digo que no, que no
No me dejes con las ganas, hay que ver
Y no veo el reloj
Pero veo mi garganta a for de piel
Y yo creo que no, que no
Pero tengo tantas ganas de tener
Y me dio por llenar
Con el agua del mar y con conchas
Agujeros de playa, y tu boca
Siempre enciende todo lo que toca, toca, toca
Apaga el farol
Que la luna me alumbra las calles
Que hoy es tarde y quiero que no hables
Para quieta no te muevas nada
Atrasa el reloj
Que el tiempo sigue adelante y dame mas
Que no quiero parar, que no
Tengo heridas, tengo días, tengo un As
Pero quiero un reloj
Que no me marque las horas y que esté
Hecho de sal y hiel, con hiel
Porque tengo heridas que abren a las diez
Y miro al reloj..
Mechones de pelo
Barro el suelo con los pelos de un pincel
Y me amarro con dos hilosskin-noisy
Navegando al infnito en una cáscara de nuez
Hay un pájaro sin nido
Mato moscas a puñetazos
Busco quimeras y me parte un rayo
Si destrozas mi habitación te invito a cenar
Tengo sueño y no me duermo
Deben ser más de las seis
Este juicio está perdido
Mi abogado está colgado
En un árbol por los pies
Guardó todo en los bolsillos
Y yo sigo sentado a tu lado
Camino cogido de mi propia mano
Si destrozas mi habitación te invito a cenar
Voy a regar
Con agua de un forero trocitos de cielo,
Te voy a buscar
Tu rincón, tu ración, tus mechones de pelo
En el fondo del mar
Con tiempo y con un grano de arena
me convierto en perla.
Mi rincón, mi calor, tus mechones de pelo
yo veo sentado en la barra
Al fondo del bar
Salto y llego con los dedos a tu piel
Y me agarro a lo prohibido
Esperando en algún sitio apoyado en la pared
No se puede estar sin nido
Cuando intento estar tranquilo
Encuentro quimeras y me parte un rayo
Si destrozas mi habitación te invito a cenar
Voy a regar…
Secándome al sol
En el callejón queda sólo un balcón
Rodeo de espinas toda mi alegría
Cerillas mojadas en el pantalón.
Una tarta sin velas
Espera y se seca dentro de un cajón
Encima de la mesa no queda comida
Estate tranquila aún tengo un botón
Me cuelgo con pinzas y me da la risa
Me gusta secarme al sol
Hago travesuras me juego la vida
En un callejón que no tiene salida
Y que tiene un balcón
Preso de rutinas doblo las esquinas
Me gusta escuchar tu voz
Busco en la basura me juego la vida
Perdón estoy vendiendo flores,
Gimiendo a gritos,
Perdiendo la razón,
Saltando muros, robando carteras
Pidiendo perdón
Gimiendo a gritos,
Perdiendo la razón,
Saltando muros, robando carteras
Sintiendo calor.
Por la chimenea entra un rayo de sol
Extraño es todo lo que pasa de día
Hay alguien que grita en la habitación
He encendido una hoguera
Con todas mis penas que son de cartón
Despierto escuchando cantos de sirena
Quédate dormida encima del colchón
Yo tengo un pequeño bulto de alegría
Al que debo una canción
Me sobra locura, tengo una salida
Por la chimenea veo que al fn entra
Un rayito de sol
Me cuelgo con pinzas y me da la risa
Me gusta secarme al sol
Hago travesuras me juego la vida
Perdón estoy vendiendo flores…
Lo que merezco
Es feo si empieza a hablar
Es feo si a mi me da la risa
No hay prisa para cambiar
Si busco en tierra una sirena
Me salen llagas
Estoy enfermo
No quedan plantas desde hace tiempo
Vivo despierto y tengo lo que merezco
Y además llevo mil años sin dormir
Como siempre que lo intento estás aquí
Además escribo cosas
Además huelen las rosas
Además no tengo nada que decir
Me visto con mi disfraz
He visto cómo pasan los días
No me pienso desnudar
Camino a tientas por la arena
Hoy tengo ganas
Estoy entero
Hay golondrinas en este agujero
De mi cocina y tengo lo que merezco
Además llevo mil años sin dormir…
Además llevo mil años sin dormir
Andas siempre revolviendo, sal de aquí
Además suceden cosas
Además son tan hermosas
Además yo tengo tanto que decir
Que además te quiero sólo para mí.
Saco de cristal
Dame un poco
Estoy loco
Vendí mi piel justo antes de cazar
Gasté mis balas en negros blancos
Me agarro a lo demás
Tengo un pozo
Y estoy solo
Tendí la ropa antes de lavar
Robé tus jaulas y mis peceras
Y me agarro a lo demás
Shalalalalala, Shalalalalalala…
Se me han roto
En mil trozos
Tengo un saco lleno de cristal
Encargué un tiesto y planté en el suelo
Y me agarro a lo demás
Me he manchado
Solo es barro
He pecado y me he vuelto inmortal
Suelta las velas si el aire suena
Que me agarro a lo demás
Shalalalalala, Shalalalalalala….
La casa del poema
(José Manuel de la Huerga)

Sus canciones eran de la luz y a la luz iban.
Quien las cantaba escondía el corazón bajo flores muy pequeñas.
Allí lo podía olvidar.
Lo encontraría si repetía la canción.

(Belén Artuñedo)

Cuando la luz se va
no enciendo nada y nada se oscurece
solo mis párpados pueden decidir
el final del asedio
y cerrarse
con la esperanza de sorprender mañana al mundo
en el flagrante delito
de ser diferente.

Rojo
(Ana Isabel Conejo)

Las noches eran amapolas en el reverso de la luz,
amapolas sombrías.
Yo llevaba un perfume de oscuridad y carmín de tristeza
en los labios,
y hombres sin sombra vertían en sus copas una bebida
amarga y ambarina
que ellos llamaban oportunidad y yo llamaba desaliento.

Yo viví en otro tiempo bajo un toldo pintado de sangre.
Mi desesperación resonaba en el aire con el sonido
agudo de una trompeta plateada
y los gallos cantaban al amanecer como heraldos
de la miseria. Entonces yo llevaba
el corazón colgado de una fina cadena,
en mi cuello nevado
parecía un rubí.

En aquel tiempo, yo tenía
la edad incalculable de mi miedo…

Si se presenta
(Maeve Ratón)
Si se presenta el invierno,
con cortinas cerraré las bocas de las ventanas,
bajaré el volumen de mi sombra
y me acercaré con suavidad a mis anclajes,
les susurraré con bossas novas
hasta mis mentiras piadosas.
Completaré las esquinas de mi lecho
con préstamos de estufas
y cocinaré a fuego lento
las palabras que olvidaste.
Melancólica, dejo el otoño
y el frío se me incrusta
justo debajo del hígado,
donde te escuché una vez más.
Si se presenta el invierno,
vagarán las calles a sus anchas,
ávidas de reflejos de atardeceres
a los que no acudiré
por no fardar de soledad.
Pero si se presenta el invierno,
sanaré las telarañas las telarañas del verano
y plancharé los silencios con jazz.
Suavemente me acercaré a mis anclajes
y volveré a susurrar
la suerte de no sentir miedos
mientras ascienden, vuelven,
vuelvo como el invierno.
Sobre unas ruinas encontradas
(Pablo López Carballo)

La herida te acompaña
no puedes separarla de ti
si la obvias sangra. Es principio
y fin.
No todas son la misma,
se pueden parecer, no hay dos iguales.
De ser así todo sería simbólico.
Yo te hablo de esta, no es por ser egoísta,
he de elegir una: ahora.
Puedo modificarla cubrirla suplantarla
pero siempre será lo mismo, la herida,
principio y fin de todo.
Si la obvias:
sangra.

Ubi Sunt?
(Javier García Rodríguez)

El cielo que ofrecían se esfumó como el vino
de la noche de un viernes rotundo e infinito
en que jóvenes ebrias de alcohol y de deseo
bailaban sobre el suelo brillante de una playa.

La razón de su fuerza murió con la costumbre.
De un tosco maquillaje mal dispuesto en el rostro
quisieron esas niñas levantar un imperio
de sombras y de rímel.

Si es verdad que con ellas me demoré en exceso
no fue porque en sus labios yo buscara la vida.
Más bien, ahora lo entiendo, en su mínimo espacio
los dioses más amables, también los más terribles
-con la caligrafía inútil del deseo-
escribieron de noche un testamento frágil.

Viaje de fin de carrera
(Rafael Valdivieso)

Voy a quebrarle de un cantazo
la nariz a Nefertiti.

Voy a cortarle los cojones
al David de Miguel Ángel.

A ver si los poetas de la corte
se deciden de una vez a decir algo.

Contactos
(Macarena Trigo)

Por si a alguien le interesa hoy estoy sola
(y los que me conozcan que se callen).

He pensado en subir a un tren cualquiera
para ver dónde acabo y cuánto duro.

Por si a alguien le interesa estoy abierta
las veinticuatro horas de la noche
para vivir tan mal como merezco.

Por si a alguien le interesa estoy en venta
(y los que me conozcan que se callen).

Conservo un buen estado de salud,
tengo la risa floja últimamente
y bebo tan deprisa como siempre
para salir barata y más desnuda.

Por si a alguien le interesa yo no miento
(y los que me conozcan que se callen).

La mujer herida
(Raquel Lanseros)

Si alguna vez amaste
con uñas y con dientes,
sin red,
sin salvavidas,
acertarás a ver el vértigo insondable
que se extiende a los pies del desengaño.

Ella creyó encontrar la fuente del principio
cuando lo conoció en medio de la tierra
sin más escudo que su piel de hombre
bruñida por el sol igual que el oro viejo.
Lo amó sin precipicios ni preguntas,
tiernamente, en silencio,
con esa gratitud que provoca la lluvia en primavera.

Todo era tan sencillo.
Los versos plateados de poetas infinitos
parecían seguirla a todas partes
como si el corazón se hubiera convertido
en un fiel animal domesticado.

Porque no existe nada que dure eternamente,
una noche aprendió, como tantos lo hicieran
antes y después de ella,
que el amor es un río con cataratas propias
y remansos ajenos
que siempre desemboca en el océano.

Míralo de este modo: la vida te ha enseñado,
siguiendo su costumbre de incansable maestra,
cómo el alma dibuja
serenas cicatrices sobre viejas heridas.

Bueno, pero ¿Qué quieres?
(Juan Manuel Rodríguez Tobal)

He cruzado la luz, pero su lengua tarda;
quizás no llegue nunca, quizá ya nunca cedan
estos grillos de frío que aprisionan mi frente.
He buscado en los campos con aguas esmeralda
y en los fértiles cielos de colinas violetas
un alivio de sol más allá de sus llamas,
del feroz remolino, de los negros cipreses.
He buscado en las noches y en sus flores de nata;
he buscado en los hombres arruinados y locos
como yo, solitarios en los rojos infiernos,
como yo criminales de fuegos amarillos.
Pero nunca he matado, ni siquiera a mí mismo…
He cruzado la luz y aún siguen mis heridas
acuchillando cuervos sobre mis ojos vivos,
sobre mis ojos claros como espigas muy secas.

Tentación
(Celia Prieto Mazariegos)

La chica que yo habito
tiene el cabello mojado
y unos ojos cóncavos como lechos de río.
La chica que yo habito, mira por la ventana
y parpadea.
Al fondo los cipreses le vigilan.
Recuerda algunas fotos
– así son sus recuerdos-,
recuerda algunos trazos olvidados
en un lienzo.
Recuerda
un tren diario
y el vuelo de una mosca
que sigue embelesada la aguja
del reloj.
Los versos en latín de aquella tarde
resultan imposibles a estas horas.
Recoge tus papeles –recuerda que le dijo,
recoge tus cenizas y déjame los besos.
La chica que yo habito
está de paso,
no vive mis historias,
recuerda del viaje
solo el viaje. Recuerda los cipreses.
Susurra
unas palabras en latín. No sabe lo que dice,
me ensucia los cristales
y empapa mi sonrisa
y finge que no sabe
que no sé que la extraño,
y finge que no sabe
que no sé que (quién) soy yo.

Deja un comentario